Menú de categorías

| Jul 18, 2014 | Columnistas

Reflexionando sobre Bucaramanga

GENTE DE CAÑAVERAL

GENTE DE CAÑAVERAL

Gilberto Camargo Amorocho

Hoy es urgente hacer un análisis de Bucaramanga, su autoridad y el comportamiento ciudadano para elaborar un diagnóstico crudo como reinicio para cambiar estrategias de solución.

Estos tres componentes van de la mano. Soporto lo anterior en aspectos que atentan contra el perdurar garantías mínimas de convivencia armónica.

40 taxistas atracados entre junio y julio de 2014, aumento de la violencia intrafamiliar, aumento de los taxis piratas, 100 mototaxis diariamente estacionados alrededor de la plaza de mercado central y en aumento en el resto de la urbe, la crisis del transporte masivo (tanto financieramente como en calidad de atención al cliente), la disminución del reciclaje en 70% respecto al año anterior, el futuro incierto del manejo urbano de residuos, el futuro de Santurbán, la atomización de las ventas informales, el desorden y caos del transporte de empresas privadas de pasajeros, el desacato ciudadano a la autoridad de tránsito, los proyectos verdes urbanos sin respaldo presupuestal, la contaminación de los corredores hídricos que atraviesan la ciudad, la ausencia de la cátedra ciudad en los entes educativos donde se forma el ciudadano del futuro, la nula voluntad gubernamental en implementarla, la permanente violación al espacio público, la desordenada densificación urbana, los diseños de planes de movilidad e infraestructura como perfiles de vías o intercambiadores sin tener en cuenta al peatón y al ciclista…

Sin embargo hay algo que sobresale: el escaso nivel en cultura urbana del bumangués en cuanto a cumplir deberes y comprender su aporte en la solución.

Esta es otra Bucaramanga, la que sentimos diariamente al caminarla muy diferente a la que nos muestran por otros medios.

Invito a que el señor alcalde convoque a estos conversatorios y reflexiones. La solución es mancomunada y participativa. “La vida es aquello que te pasa mientras estás ocupado haciendo otros planes”, John Lennon.