Menú de categorías

| Jul 25, 2014 | Columnistas

¿Para qué sirven los ediles o comuneros? I parte

GENTE DE CAÑAVERAL

GENTE DE CAÑAVERAL

Ludwing Mantilla, Magister en Derecho Público

Son líderes elegidos por votación popular para trabajar por la comunidad. Ellos deben cumplir con sus funciones ad honorem, sacrifican su tiempo para entregárselo al bien común, servir, ser el vocero de una comuna o corregimiento ante la administración municipal, ante su alcalde y ante las diferentes entidades del Estado. Deben defender a los ciudadanos contra las desigualdades y las ilegalidades, ser garantes de las inversiones públicas y su correcta ejecución, defender los derechos de las personas y brillar por su honestidad, respeto y principios ciudadanos, y no luchar contra el otro, trabajar para el otro.

Para ser elegido Edil se requiere ser ciudadano en ejercicio y haber residido o desempeñado alguna actividad profesional o laboral en la respectiva comuna o corregimiento. Así mismo, no haber sido condenado a pena privativa de la libertad dentro de los diez años anteriores a la elección, ni haber sido sancionados con destitución de un cargo público, ni sancionados más de dos veces por faltas a la ética profesional o a los deberes de un cargo público. Tampoco podrán ser ediles los servidores públicos.

Los ediles no pueden aceptar cargos en su municipio, ni celebrar contrato alguno en nombre propio o ajeno, con las entidades públicas del respectivo municipio. Varios ediles como no pueden contratar con la Alcaldía Municipal cruzan un parque y quedan contratados por la Gobernación. Se dice que los ediles son los grandes líderes que mueven masas y tienen muchos votos.

En cada comuna habrá una Junta Administradora Local (JAL) integrada por los ediles o comuneros. Las JAL pueden presentar proyectos al Concejo en temas atinentes a su comuna o corregimiento. ¡Sorpresa! esto casi nunca se ha dado en ningún municipio de Santander. Son invisibles los Acuerdos aprobados en beneficio de una comuna o corregimiento que hayan sido presentados por iniciativa de un edil.

Surgen estos interrogantes ¿Será por desconocimiento de sus funciones o desinterés en el tema? ¿será por su bajo nivel de formación o porque no representa una actividad lucrativa para sus intereses personales o simplemente porque no existen necesidades en su comuna o corregimiento?

Las funciones no terminan aquí. En la próxima edición les contaré el resto.