Menú de categorías

| Abr 25, 2014 | En estas calles

Enseñan sobre el caracol africano en Ruitoque

El personal del Ruitoque Condominio fue capacitado por la CDMB.  - Suministrada/GENTE DE CAÑAVERAL

El personal del Ruitoque Condominio fue capacitado por la CDMB. – Suministrada/GENTE DE CAÑAVERAL

Hace algunos días personal de la Corporación Autónoma Regional para le Defensa de la Meseta de Bucaramanga, CDMB, llegó hasta Ruitique Condominio con el objetivo de capacitar al personal administrativo y de mantenimiento sobre el control y manejo del caracol africano.

Además se hizo un recorrido por el lugar donde fueron halladas otras especies de este molusco, que no representan peligro para la humanidad o las plantas.

“Es muy positivo que la población esté alerta y se preocupe por instruirse sobre el tema. El primer paso para el control del caracol africano es aprender a identificarlo. Se está confundiendo esta especie con otros moluscos”, dijo Juan Felipe Chica, médico veterinario de la coordinación de Flora y Fauna de la CDMB.

Tenga en cuenta

El caracol africano es de concha cónica. Tiene líneas de color vinotinto, cola fina y delicada y un color pardo oscuro. Su tamaño puede variar, cuando alcanzan su vida adulta, pueden medir hasta 20 centímetros de longitud.

El animal se reproduce en ambientes húmedos, poniendo 1.200 huevos por año, de los cuales sobreviven el 90 por ciento, así que fácilmente se multiplican y dispersan. Su periodo activo es de noche, de día duermen bajo tierra, por tanto es importante que la comunidad realice brigadas nocturnas para su recolección.

Es importante que la comunidad tome ciertas medidas de seguridad a la hora de manipular el molusco como: usar guantes de látex o en su defecto una bolsa plástica en buenas condiciones, con el fin de evitar el contacto directo con el caracol, pues su baba es el hábitat de parásitos peligrosos para la salud humana.