Menú de categorías

| Ene 17, 2014 | Nuestra Gente, Portada

Mariana Rodríguez, una joven prodigio

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Audry Laguado

GENTE DE CAÑAVERAL

Mariana Rodríguez Serrano tiene 16 años, recién cumplidos. Cursa once grado en el colegio Nuevo Cambridge y disfruta cada momento con su familia.

Pero lo que hace tan especial a Mariana, es que a su corta edad tiene claro que la disciplina y el amor por las cosas que le gustan han hecho que se destaque entre los demás.

A finales del año pasado, esta joven de tez blanca, sencilla y determinada con las palabras que usa al sostener una conversación, obtuvo el segundo lugar en las pruebas Supérate con el Saber, en el área de matemáticas.

Cabe destacar que Mariana compitió con las de 140 mil estudiantes de todo el país, y dejó en alto el nombre de Santander.

Un amor único

Mariana asegura que no se dio cuenta en qué momento le encontró el amor a las matemáticas, “ha sido desde siempre, pues desde que uno vea que tiene talento para los números, simplemente le gusta” dice la joven.

Desde sexto grado, en su antiguo colegio, esta jovencita comenzó a hacer parte de las olimpiadas de matemáticas. “Lo que más me gusta es que no es algo mecánico, a uno le ponen problemas que se tienen que analizar y buscar una solución. No hay temas específicos, uno debe saber varias cosas”, dice.

El camino de los números siguió y por fortuna en el colegio Nuevo Cambridge ha encontrado un gran apoyo, “el colegio ha sido muy importante, porque siempre los están motivando y sobre todo apoyando con el tiempo o incluso en la vinculación a estos concursos, eso ha hecho que Mariana pueda hacer parte de estos concursos. Nosotros estamos muy contentos con el colegio por eso, por el apoyo incondicional”, aseguró Fabiola Serrano, madre de Mariana.

Por su parte la joven asegura que tiene claro por qué le gusta esta área de estudio, “me gustan las matemáticas, la química, la física porque son exactas, la ciencias humanas no lo son. Por eso se me facilita, porque son exactas”.

Mariana también cree que parte del gusto y del entendimiento tiene que ver con los docentes: “creo que en parte un profesor influye, pero es cierto que uno debe poner de su parte, porque si no es así a uno nunca le va a gustar una materia, pero definitivamente el profesor hace parte del proceso, cuando se hacen entender y cuando notan que a uno le gusta la materia”, aseguró.

Sus talentos

Además de ser una hermosa jovencita, que se destaca en matemáticas, Mariana tiene un gran talento para la pintura.

En su casa y en el laboratorio de su papá, reposan hermosos cuadros que ella ha dibujado y pintado desde que era tan solo una niña.

Desde cuadros de frutas hasta imágenes sacadas de su imaginación, esta joven es potencial puro, incluso en estos momentos sobre un caballete un lienzo, que será para su padre, espera ser terminado, pero por las premuras del tiempo y con sus ocupaciones curriculares no ha llegado a su fin.

“Me gusta dibujar y pintar, en estos momentos estoy aprendiendo a tocar guitarra y además estaba estudiando francés pero me tocó dejarlo porque los horarios se cruzaron con el colegio”, dijo Mariana.

El colegio

Sus compañeros y profesores han sido un gran apoyo. Cuando llegó de Bogotá de las pruebas Supérate con el Saber todos la felicitaron y la apoyaron.

Sus compañeros saben que ella es la mejor y no falta quien la busque para que le explique algo que no entiende: “si me dicen que les explique y yo no tengo problema lo hago con gusto, sin embargo tengo claro que no me apasiona enseñar por eso no pienso en estudiar matemáticas como licenciatura pues para hacerlo se necesita vocación, cosa que, considero no es para mí”, aseguró.

El futuro

Mariana está a pocos meses de finalizar su etapa como estudiante de colegio y desde ya el futuro le sonríe.

Junto con el colegio ya realizó visitas a algunas universidades, y aunque no se ha decidido por una carrera, la ingeniería biomédica está llamando su atención.

Sin embargo tiene claro que su futuro va de la mano con las ciencias exactas que tanto ama y por las que tanto lucha y se exige cada día más.

Me gustan las matemáticas, la química, la física porque son exactas, la ciencias humanas no lo son.