Menú de categorías

| Dic 20, 2013 | Punto de vista

Es hora de dar gracias

Fabio Peña

Fabio Peña

Tal vez los planes no nos hayan salido como habíamos previsto para este 2013; tal vez cometimos errores o no nos esforzamos lo suficiente.

Seguramente pasamos algunas tristezas y desencantos o por momentos pudo más la soberbia, la envidia y el enfado.

Quizás maltratamos a nuestros semejantes con una palabra, una actitud o un desaire.

Pero hay tiempo de corregir.

Es hora de pedir perdón y de dar gracias.

¿A quién? A quien considere.

A Dios, a nuestros padres, hermanos, amigos, hijos, compañeros de trabajo, etc.

Navidad es momento de reconciliación, de amor, de gratitud.

Por eso debemos ser agradecidos y mirar el futuro con optimismo, con ilusión, con esperanza.

La vida nos presenta una nueva oportunidad en el 2014 que se aproxima y debemos aprovecharla.

Lo sucedido en este 2013 ya es historia, pero debe ser una experiencia de vida, un paso más en el crecimiento de nuestro ser interior.

Por más oscuro que se haya puesto el panorama en algunas circunstancias siempre hay una luz en el camino.

Que el próximo año esa luz se convierta en un faro permanente de nuestras vidas.

Gente desea a todos nuestros lectores un año lleno de cosas buenas, de mucha energía y de mucho amor.

Además de mucho civismo, de mucha cultura, de mucho cariño hacia nuestros semejantes y hacia nuestra ciudada que necesita del empuje de todos para seguir creciendo.

Con el esfuerzo de todos saldremos adelante.

Gente agradece a todos nuestros lectores y les desea una ¡Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo!

Editor Gente De Cañaveral (fpena@vanguardia.com)