Menú de categorías

| Nov 29, 2013 | En estas calles

Simón ganó de nuevo, esta vez en Perú

Con tan sólo 12 años, se coronó como el mejor navegante en Perú

Con tan sólo 12 años, se coronó como el mejor navegante en Perú

Audry Laguado

GENTE DE CAÑAVERAL

Simón Gómez Ortiz, de 12 años, estudiante de séptimo grado del colegio Panamericano, ganó medalla de oro XVII Juegos Bolivarianos en Lima, Perú, en navegación a vela, modalidad optimist.

El deportista es el ganador más joven de estas justas y dejó en alto el nombre de Colombia.

“Mi esposo está con él en Perú, pues además de ser el papá es delgado de los deportista de navegación a vela a nivel nacional. Por fortuna yo estuve al tanto de todo lo que pasaba porque nos comunicamos por whatsapp y me contaba todo como iba pasando segundo a segundo.

“Me decía: ‘salió bien, salió mal, lo van pasando’ en fin me iba narrando todo lo que sucedía.

“Nosotros estábamos seguros de que él iba a ganar, ya que desde el día anterior se decía en los medios de comunicación que era casi seguro, sin embargo uno no deja de pensar que algo puede pasar en el último instante.

“Cuando faltaban 20 metros para llegar a la meta mi esposo me decía: ‘¡Colombia se pone con otro oro!’. La emoción fue grande, muy grande, en la casa gritamos, cantamos el himno nacional y mi esposo me seguía narrando, me contó que cuando Simón llegó a la meta muchos salieron nadando para recibirlo, lo alzaron, lo abrazaron en fin…” con la voz entrecortada de la emoción Mónica Ortiz, madre del campeón relató cómo vivió cada momento del triunfo de su pequeño.

Tras recibir la medalla, las felicitaciones y los abrazos, Simón tomó su barco y se fue a navegar hacia el horizonte, esta vez sin competencia, quizá para darle gracias al mar y a la vida por este nuevo premio.

“Él me dice: ‘¿por qué la gente me quiere tanto?’ Debo decir que el mayor orgullo no es tener un hijo con un oro, sino tener un hijo humilde que tiene un gran cariño al deporte y que de esa manera recibe el cariño que le da la gente”, remató Mónica.

Su recorrido

Simón comenzó a navegar a los 5 años, su padre Ariel Gómez navegante de mar, fue quien lo acercó a la navegación, en el Club Náutico Acuarela, Mesa de los Santos.

Al principio no fue fácil, Simón le tenía miedo al agua; debía llevarse el barco adentro de una piscina para comenzar a familiarizarlo con el medio, luego se lo llevaba al lago y se amarraba su barco donde sus padres lo sujetaban para no alejarlo más de 20 metros de la orilla, así poco a poco Simón comenzó a navegar.

En cifras