Menú de páginas
TwitterRssFacebook
Menú de categorías

| oct 4, 2013 | Qué pasa?

¿Quiénes son Ávila y Solano?

Carlos Roberto Ávila Aguilar - Archivo / GEWNTE DE CAÑAVERAL

Carlos Roberto Ávila Aguilar – Archivo / GEWNTE DE CAÑAVERAL

Tal y como estaba previsto los partidos Liberal y Conservador decidieron otorgar los avales para las elecciones atípicas del 24 de noviembre en Floridablanca a los candidatos Carlos Roberto Ávila y Pedro Julio Solano, respectivamente.

De esta forma serán ellos los aspirantes más opcionados a ocupar el cargo de alcalde tras la dimisión de Néstor Díaz Barrera por inhabilidad.

Aunque aún hay tiempo para inscribir otras candidaturas y existen grupos interesados en participar de la contienda electoral como Opción Ciudadana, que tiene tres precandidatos (Milton Villamizar, Laureano Tirado y Pedro Navarro), o el Partido Verde, la tradición señala que en Floridablanca el gobierno se decide normalmente entre los candidatos rojos y azules.

Pedro Julio Solano Osorio. - Archivo / GENTE DE CAÑAVERAL

Pedro Julio Solano Osorio. – Archivo / GENTE DE CAÑAVERAL

Pero ¿quiénes son los dos aspirantes con mayor opción?

Carlos Roberto Ávila Aguilar es un político joven que ha hecho su carrera en este municipio, donde ha ocupado cargos importantes.

Es abogado especializado, profesor universitario e hijo de uno de los políticos más recordados de Floridablanca.

Tiene actualmente el respaldo de toda la bancada liberal en cabeza de Honorio Galvis y con pleno respaldo de Horacio Serpa Uribe.

Durante su gestión como concejal de Floridablanca planteó interesantes debates al gobierno que en ese entonces dirigía Eulises Balcázar Navarro. Sin embargo, al final fue sancionado por haber autorizado desde el Concejo la prima técnica al mandatario.

Tras ser sancionado con diez años de suspensión recibió recientemente la noticia de que la sanción se reducía a solo diez meses, los cuales ya se cumplieron.

La experiencia

Pedro Julio Solano Osorio es un ingeniero de sistemas con gran experiencia en el campo político y de administración pública como quiera que fue alcalde de este municipio entre el 1 de junio de 1993 y 31 de diciembre del 94.

Además fue concejal durante cuatro periodos y hasta hace poco era asesor de despacho del saliente alcalde Néstor Díaz.

Su gobierno hace 20 años se destacó por obras como la construcción del intercambiador de Papi quiero Piña, el acceso vial entre el anillo vial y Cañaveral (zona refrescante), puente de Aranzoque, unión vial de Bucarica y el complejo vial de Zapamanga. Además hizo la primera etapa de la villa olímpica, el colegio Metropolitano, el Isidro Caballero, el colegio El Carmen y la clínica Guane.

Construyó la unidad deportiva de Niza y el polideportivo de Zapamanga. Su gobierno se caracterizó por la construcción de 21 puentes peatonales.

Curiosamente ambos son bachilleres del colegio San Pedro Claver y viven hace años en el sector de Cañaveral.