Menú de categorías

| Ago 16, 2013 | Nuestra Gente

¿Buses llenos y ahora con vendedores?

Muy llenos están pasando los buses articulados por la autopista lo que obliga a que muchos pasajeros se queden sin poder viajar.  - Imagen de archivo / GENTE DE CAÑAVERAL

Muy llenos están pasando los buses articulados por la autopista lo que obliga a que muchos pasajeros se queden sin poder viajar. – Imagen de archivo / GENTE DE CAÑAVERAL

periodista del barrio

Varias quejas han llegado a esta redacción últimamente en torno al servicio que presta Metrolínea, especialmente en el corredor que atraviesa la autopista y se dirige hacia el centro de Bucaramanga.

Las denuncias provienen de los habitantes del sector que tienen que tomar los buses articulados de las rutas T3 y T1.

Según señalan el T3, que viene de Piedecuesta, pasa siempre lleno y después de la estación de Cañaveral ya no tiene cupo disponible, lo que obliga a los usuarios de las estaciones Payador, Provenza y Diamante a quedarse sin poder abordar.

Lo más reprochable -dicen- es que luego de esperar hasta diez minutos pasa otro T3 en las mismas condiciones. “A veces he tenido que dejar pasar hasta tres buses y perder más de media hora en la estación porque no hay cupo” dijo un usuario.

Igualmente protestan porque viendo esta situación los operadores no despachan el T1 que parte de Lagos y podría transportar toda la gente que se queda en las siguientes estaciones.

“En estas estaciones llegan hasta dos y tres buses P2, P3 y P8 y ninguno de los que van para el centro”, dijo otro usuario.

Por tanto exigen al sistema que tenga más consideración y aumenten las frecuencias.

Por otro lado, dijo un pasajero que esta semana se vio con extrañeza la presencia de personas comercializando libros y dando charlas sobre comida saludable.

“Iban con uniforme y dijeron que tenían permiso de Metrolínea, pero la verdad es que esto causa malestar porque es como si estuviéramos en el antiguo sistema de buses, donde se subían a vender cualquier cantidad de cosas”, dijo una persona que se sintió afectada con esta situación.

Estos factores alejan los usuarios del sistema.

Sin van a empezar a dejar subir gente a vender productos en los buses de Metrolínea es como volver a la época pasada