Menú de categorías

| May 11, 2013 | Salud

Es posible oír bien y escuchar mal

“El mensaje sonoro se oye correctamente pero se analiza mal la información contenida en él con relación a la parte emocional. Muchas veces el cerebro se protege creando barreras que favorecen el desarrollo de trastornos que indican que la escucha está alterada”, así lo aseguró Fredy Alejandro Cavieles Martínez, Fisioterapeuta egresado de la Universidad Industrial de Santander con 11 años de experiencia en rehabilitación neurológica de niños y adultos y promotor del método Tomatis, un tratamiento diseñado para superar las dificultades en la interpretación de lo que se escucha.

 

“Cuando pensamos en nuestros oídos normalmente nos enfocamos en el oír, sin duda esta es la función más obvia, pero hay más allí que la audición. El Dr. AlfredTomatis, otorrinolaringólogo, psicólogo, investigador e inventor creador de este método, señala que varias de otras funciones del oído son tan importantes como la audición y deben ser tomadas en cuenta”.

 

“Los niños con problemas de escucha no pueden concentrarse y tienen dificultades leyendo. Escuchar es tanto la habilidad de captar la información como la habilidad de filtrar la información irrelevante. Cuando las sensaciones son procesadas de forma fluida, los estímulos irrelevantes son bloqueados y podemos concentrarnos y enfocar sin sentirnos molestos o bombardeados por toda la información proveniente de nuestro entorno y nosotros mismos. Podemos organizar y jerarquizar esta información en vez de sentirnos abrumados. Cuando este proceso es distorsionado surgen los problemas de escucha, que resultan en dificultades en comunicación académica y habilidades sociales”.

Una buena escucha le puede cambiar la vida

“Su oído no sirve únicamente para escuchar, adicionalmente estimula su cerebro y es el encargado de determinar el equilibrio. Una buena escucha es por lo tanto primordial para favorecer el desarrollo personal”.

“Oír es pasivo, escuchar es activo”

El especialista explicó que “el entrenamiento de la escucha es logrado a través del uso de estimulación sonora, por medio de un aparato electrónico especialmente diseñado para ejercitar la función de escucha y estimular el cerebro con el fin de ayudarlo progresivamente a analizare mejor el mensaje sensorial, se dice que ‘el oído se pone a la escucha’ logrando una estimulación cortical adecuada”.

 

El método Tomatis puede ser dirigido a niños y adultos y en los dos casos ofrecerá grandes beneficios que se harán evidentes en lo laboral, académico y personal.

El método Tomatis puede ser dirigido a niños y adultos y en los dos casos ofrecerá grandes beneficios que se harán evidentes en lo laboral, académico y personal.

Beneficios de la técnica

“Armonizar el estado interior, es indicado en casos de estrés, ansiedad, angustia, depresión, hiperactividad, insomnio, problemas afectivos o de baja autoestima. También mejora la expresión y la compresión oral y escrita (lenguaje pobre, articulación del sonido, entonación o dislexia), mejora la comunicación y las relaciones, el pensamiento, la reflexión, la memoria, la atención y la concentración. Tomatis también ayuda a incrementar la capacidad de organización y planificación, el rendimiento en la escuela o el trabajo (porque el método es útil tanto para niños como para adultos), aumenta el interés por aprender, mejora el equilibrio, la postura, la psicomotricidad, la coordinación y la orientación temporal y espacial; estimula la creatividad y la expresión artística y mejora y facilita el aprendizaje de otros idiomas”.

 

El programa inicia con estimulación de sonidos por cerca de dos horas diarias durante 15 días, después de una pausa de un mes se reinicia la estimulación por otros 15 días y así sucesivamente.