Menú de páginas
TwitterRssFacebook
Menú de categorías

| abr 19, 2013 | Tendencias

Ejercítese mientras seduce a su pareja

Por Laura Rojas González

“Las mujeres que nunca habían hecho ejercicio son las que más recurren a esta práctica porque desarrollan muchas habilidades por medio de un adecuado proceso”. Suministrada / GENTE DE CAÑAVERAL

“Las mujeres que nunca habían hecho ejercicio son las que más recurren a esta práctica porque desarrollan muchas habilidades por medio de un adecuado proceso”. Suministrada / GENTE DE CAÑAVERAL

El pole dance, baile del tubo, barra americana o baile del caño, como se le dice en México, es una forma de baile y gimnasia que no sólo le permitirá conseguir un cuerpo envidiable sino que también le ayudará a dejar a su pareja con la boca abierta.

Gente se comunicó con Luisa y Alejandra Montaña, propietarias de Golden Pole Dance, quienes explicaron para nuestras lectoras todo lo que deben saber acerca de esta revolucionaria técnica que llegó a la ciudad bonita pisando muy fuerte.

“El Pole Dance es una técnica que utiliza como elemento principal un tubo vertical. Durante la rutina se pueden realizar giros, ascensos y descensos en el tubo, al igual que inversiones y transiciones”.

Beneficios

De acuerdo con las expertas en el tema “una sesión de Pole Dance ofrece muchos beneficios tanto físicos como mentales, entre ellos están quema de calorías, realización de trabajo aeróbico, permite aumentar la fuerza, tonifica y define los músculos de todo el cuerpo, elimina celulitis y flacidez, estiliza la figura, mejora la flexibilidad y coordinación y aumenta el autoestima, la confianza y seguridad de quienes lo practican”.

No se reserva el derecho de admisión

“No hay requisitos para empezar a practicar esta técnica. No importan la contextura física, las habilidades, ni la edad. Las personas pueden practicarlo siempre y cuando se sientan capaces y tengan las ganas. No tienen que tener ningún conocimiento o alguna destreza en realizar ejercicio, nosotras por medio de los calentamientos las ayudamos a desarrollar un estado físico que les facilite la práctica del Pole Dance”.

Así es una clase de Pole Dance

“No estamos seguras de qué tanto pongan en práctica con sus parejas todas las mujeres que practican Pole Dance de lo que sí estamos convencidas es de que la sensualidad que adquieren en estas clases se refleja cuando bailan por ejemplo en una discoteca, sin que haya un tubo”. Suministrada / GENTE DE CAÑAVERAL

“No estamos seguras de qué tanto pongan en práctica con sus parejas todas las mujeres que practican Pole Dance de lo que sí estamos convencidas es de que la sensualidad que adquieren en estas clases se refleja cuando bailan por ejemplo en una discoteca, sin que haya un tubo”. Suministrada / GENTE DE CAÑAVERAL

“La clase de Pole Dance está compuesta por 3 etapas fundamentales. Inicia con un fuerte y completo calentamiento en donde se deben trabajar principalmente los brazos, hombros, muñecas y abdomen. Después de que los músculos están preparados se inicia la clase en el Pole (tubo), se aprenden innumerables trucos en él y se va aumentando el nivel a medida que se desarrollan más habilidades. La sesión finaliza con un buen estiramiento”.

Ejercicio y seducción

De acuerdo con las propietarias de Golden Pole Dance “hemos tenido alumnas que recurren a nosotros para mejorar las relaciones con su pareja, ya que al practicar Pole Dance despiertan más su lado delicado y femenino, aumentan mucho su confianza y empiezan a sentirse muy seguras de sí mismas. Una mujer con seguridad y confianza mejora su vida en un 100%, sin dejar de lado que empiezan a ver como su cuerpo se ve más estilizado y atlético”.

Lo más importante para bailar ‘el tubo’

Es muy importante que quienes quieran empezar con esta técnica tengan claro que como en la práctica de cualquier deporte se necesita constancia y disciplina, esto acelera los resultados físicos a la vez que aumenta el nivel en el Pole Dance. Necesitan querer aprender, es como cualquier gusto que se convierte en una pasión”.

Finalmente Luisa y Alejandra invitaron a las mujeres que aún tienen dudas acerca de esta modalidad a que “no sientan pena, ni se sientan cohibidas. Esta técnica ya está reconocida como un deporte y es una clase única en la que aprenderán a sentirse muy cómodas con sus cuerpos y sus mentes. La mayoría de alumnas en su primera clase llegan muy tímidas pero eso sólo les dura un ratico, después de que ven cómo todas se concentran empiezan a sentir mayor confianza y a disfrutar de cada segundo de clase, sin proponérselo, empiezan a despertar su lado más sensual y femenino”.