Menú de categorías

| Dic 21, 2012 | En estas calles

El coro de Ruitoque tiene talento

Ruitoque Condominio cuenta con coro propio para las eucaristías. Esperanza Moreno Garrido es la directora del grupo que pretende convertirse en el Ministerio de música Ruitoque, conformado por niños y adultos residentes del lugar.

 

“Empezamos con esta propuesta el año pasado. Como en septiembre yo empecé a decirle al padre de nuestra parroquia que deberíamos tener nuestro propio coro, que acá teníamos mucho talento y no era necesario traer gente desde afuera para que amenizara las eucaristías, él estuvo de acuerdo y ahí mismo empezamos a hacer la convocatoria”.

 

La respuesta fue inmediata y, al igual que todos los proyectos, inició a paso relativamente lento pero absolutamente seguro. “El año pasado logramos reunir a 13 niños. Ellos nos acompañan durante las festividades de diciembre y cantan en las misas de aguinaldos”.

 

Un gran sacrificio

A pesar de la corta edad de varios de los integrantes del coro de Ruitoque el cumplimiento del sacrificio de madrugar a cantar las eucaristías de aguinaldos ha sido completo. “Mi estrategia desde el principio fue decirle a los niños que le ofrecieran ese sacrificio al Niño Jesús, ya que a él es que le cantan nuestros niños. Les decía que le ofrecieran esas madrugadas, así hiciera sol o frío, para que a sus papás les fuera bien, para que siempre gozaran de buena salud y en agradecimiento por el lugar donde viven porque hay niños que no tienen nada”.

 

Al parecer el discurso de la maestra de estos jóvenes caló en sus conciencias y los impulsó a seguir con este proyecto.

 

No todo es trabajo

Esperanza aseguró que alterna las clases de canto, que son los sábados por la tarde, con juegos y actividades recreativas. “Es importante que ellos se distraigan y descansen. Si todo es trabajo y sacrificio es muy difícil que un niño siga por su propia voluntad. Las mamás han sido absolutamente colaboradoras trayéndolos a los ensayos y acompañándolos a las eucaristías, algunas de ellas incluso también se dejaron tentar por el canto y ahora me acompañan durante todo el año en las eucaristías de los fines de semana y durante la celebración de la Semana Santa”.

 

La Gloria es para Dios

La directora del coro manifestó que está “infinitamente agradecida con Dios por haberme dado esta oportunidad. Yo nunca pude estudiar música ni canto y lo único que sé lo aprendí con mi yerno que es médico, a él le gusta mucho cantar y lo hace muy bien y es él quien me ha dado algunos consejos de entonación que me han servido para emprender este hermoso proyecto. Con esos consejos y por supuesto con la gracia de Dios es que hemos logrado esto que ha salido tan bien y le ha gustado tanto a toda la comunidad”.

 

El grupo seguirá cantando hasta el 24 de diciembre, último día de la novena y día del nacimiento del Divino Niño.