Menú de páginas
TwitterRssFacebook
Menú de categorías

| nov 30, 2012 | Portada, Qué pasa?

Vehículos invaden la calle 30 de Cañaveral

Los vehículos parqueados a lado y lado de la vía no solamente son cuestión del fin de semana. De lunes a jueves la congestión también alcanza grandes proporciones. Las personas que transitan el sector a pie corren grandes riesgos pues los carros ocupan el espacio peatonal obligándolos a transitar por la vía.

Como ya es bien sabido por todos la invasión al espacio público por ocupación vehicular es un problema latente y continuo en Cañaveral.

Pese a la acción de las autoridades, que ha despejado en gran las carreras 25, 26 y 26ª, la calle 30 ahora es presa del mismo mal, y cuando llega la noche, especialmente los fines de semana, deja de ser vía para convertirse en parqueadero de los visitantes ocasionales, que sin reparo, dejan sus vehículos a lado y lado de esta estrecha vía, obstaculizando el flujo vehicular, e incluso, convirtiendo el panorama algo peligroso para los transeúntes.

Varios de los habitantes del sector, e incluso personas ajenas a éste que lo visitan durante los fines de semana, se han comunicado con nuestra sala de redacción para denunciar esta situación, que con el tiempo, se va haciendo menos soportable.

La calle 25 también es uno de los puntos más neurálgicos del fin de semana. Los habitantes del sector invitaron a las personas a tener comportamientos más amigables con la comunidad para evitar accidentes y hacer más fácil la convivencia.

Aunque cabe decir que las carreras 25, 26 y 26ª también tienen el mismo problema los fines de semana, la calle 30 constituye una vía de acceso de mayor importancia para los residentes y para quienes requieren de este paso para llegar a sus destinos.

A medida que cae la noche aumenta el número de vehículos estacionados en la calle 30 de Cañaveral.

A medida que cae la noche aumenta el número de vehículos estacionados en la calle 30 de Cañaveral.

Las personas que transitan el sector a pie corren grandes riesgos pues los carros ocupan el espacio peatonal obligándolos a transitar por la vía.

Las personas que transitan el sector a pie corren grandes riesgos pues los carros ocupan el espacio peatonal obligándolos a transitar por la vía.