Menú de categorías

| Nov 30, 2012 | Periodista del Barrio

Siguen parqueando buses de Metrolínea en espacio público

“Hemos llegado a contar hasta siete buses parqueados en este lugar. Como se puede apreciar el espacio es muy pequeño para un tramo que es doble vía”.

“Hemos llegado a contar hasta siete buses parqueados en este lugar. Como se puede apreciar el espacio es muy pequeño para un tramo que es doble vía”.

Los habitantes de Diamante II están “desesperados” con los buses de Metrolínea. De acuerdo con varios vecinos del área “siguen parqueando los buses en la calle, afuera del portal de Provenza, como si adentro no tuvieran suficiente espacio”.

 

“Cuando los arquitectos e ingenieros visitaron nuestras casas para comentarnos en qué consistiría el proyecto todo se veía bien. Nos enseñaron los amplios espacios con que contaría la infraestructura y todos pensamos que no habría mayores inconvenientes que el incremento en el tráfico de personas por el área”.

 

“El problema es que desde que está funcionando ese portal hemos tenido muchos inconvenientes. En primer lugar los buses que se parquean sobre la vía, que por supuesto tiene como propósito el flujo vehicular de quienes vivimos acá y quienes transitan por aquí para llegar a sus destinos. Esta situación ha hecho que otros carros, que no son de nuestros vecinos e intuimos que pertenecen a trabajadores de ahí, también sean parqueados en esa calle obstaculizando el paso y la visibilidad”.

 

Los habitantes manifestaron que debido a estos buses han tenido problemas incluso para ingresas a sus garajes porque no tienen espacio suficiente para maniobrar.

Los habitantes manifestaron que debido a estos buses han tenido problemas incluso para ingresas a sus garajes porque no tienen espacio suficiente para maniobrar.

“Esta situación también ha ocasionado el deterioro de la malla vial. Esa calle donde se parquean los buses ahora está llena de huecos, el peor de todos mide más de un metro de diámetro y tiene unos 40 centímetros de profundidad, pero ese no es el único. Enviamos un derecho de petición a la Dirección de Tránsito acompañada de fotografías que evidencian el problema y casi 100 firmas de los afectados y la respondieron diciendo que –reforzarían los controles en el sector de la carrera 26 calle 87 a la 90- pero el problema sigue”.

 

“Estamos desesperados y nuestros vehículos sufren las consecuencias de esta mala administración de un espacio que fue especialmente diseñado para albergar los buses de Metrolínea, pero por alguna razón que todos desconocemos, no se está utilizando para tal fin”.