Menú de categorías

| Nov 9, 2012 | En estas calles, Portada

Separadores peligrosos

Aunque inicialmente los 'tachones' eran amarillos el tiempo les ha dejado un tono grisáceo que resulta más difícil de detectar.

Aunque inicialmente los ‘tachones’ eran amarillos el tiempo les ha dejado un tono grisáceo que resulta más difícil de detectar.

Por Laura Rojas González

Los separadores que dividen el carril exclusivo de Metrolínea del resto de la vía, a la altura de Cañaveral Panamericano, han provocado ya varios accidentes de los que aún no se percatan las autoridades por no haber denuncia ni doliente más que el mismo conductor.

 

Dos accidentes en dos horas

Un hombre venía desde Piedecuesta hacia Bucaramanga cerca de la una de la mañana. En su paso desprevenido por la vía, sin prisa pero a la velocidad que permite un tramo despejado, no logró ver, al igual que muchos otros, esos pequeños bloques de cemento que enmarcan el carril de Metrolínea, y que tienen como fin, que los conductores de vehículos particulares no transiten por esta zona ni la vean como una opción de escape en alguno de los tantos y casi interminables embotellamientos que a diario tienen esta vía como escenario.

“Yo venía de una reunión con unos amigos y no me di cuenta de dónde comienzan esos bloques. Mi carro quedó completamente destrozado en la parte inferior frontal y el susto fue terrible. Tal vez ese no sea un problema de día, cuando la luz permite divisar el camino y ver a qué se enfrenta uno, pero por la noche cuando la iluminación es escasa y no se conoce el camino, esos pedazos de cemento son un peligro tremendo”.

El hombre, víctima de este accidente por el que sólo él tuvo que responder, explicó que después de su choque hubo otro, tan solo unos minutos después, cuando estaba todavía parqueado al lado de la vía evaluando los daños de su carro.

“Tenía rabia porque pensaba que era muy tonto al no haberme percatado de esa división, pero cuando estaba mirando lo que le había pasado a mi carro, lamentando lo que iba a tener que pagar y reprochándome por mi falta de atención… otro estruendo, otro carro se chocó exactamente igual que el mio”.

De acuerdo con el conductor, quien prefirió mantener su nombre bajo reserva, cerca de las 2:00 a.m. un segundo vehículo fue a dar contra el separador de cemento, que a pesar de no ser más alto que un andén, puesto en medio de un vehículo a alta velocidad y después de que la oscuridad se apodera de las calles, es un riesgo indiscutible.

 

Las autoridades pidieron a los conductores que acaten las normas de tránsito con el fin de evitar más accidentes y promover la buena convivencia.

Las autoridades pidieron a los conductores que acaten las normas de tránsito con el fin de evitar más accidentes y promover la buena convivencia.

Qué dicen las autoridades

De acuerdo con el coordinador deOrganización Vial de la Dirección de Tránsito de Floridablanca, Isnardo Mantilla, “la mayoría de accidentes han sido por exceso de velocidad. En la vía existe la señalización necesaria y reductores de velocidad. El límite para esta zona es de 60 km por hora, cuando las personas vienen muy rápido y visualizan el separador ya no alcanzan a maniobrar”.

Por su parte, Julián Eduardo Arenas, director de Operaciones de Metrolínea, explicó que “en el piso hay señalización con línea blanca continua que indica ‘Solo bus’, eso quiere decir que un carro particular no puede transitar ese carril. El problema es la imprudencia del conductor que ve más fácil y rápido irse por ahí”.

Comentarios

  1. guillemcv dice:

    los peligrosos son los conductores

  2. Alba L. Ramírez Argüello dice:

    Los habitantes de Floridablanca estamos condenados a seguir sin Alcalde, sin autoridades y con las peores vías del municipio. Para que tengan una idea de lo mal que estamos, hay que mirar los alrededores de la “mas importante Clínica del Oriente Colombiano, Carlos Ardila Lulle y la FOSCAL”, el pésimo estado en que se encuentran estas vías, adoquines, huecos, mala señalización, una verdadera pesadilla transitar por este sector. Nos cobraron una valorización por una vía que no nos va a beneficiar en nada!. Que vergüenza con las personas que vienen de afuera a la Zona Franca de la Salud.

  3. Juan B. Santana Cala dice:

    Soy uno de las víctimas de estos famosos separadores. Y como el señor del comentario inicial, la noche de mi fatalidad no fui el único; en la hora y media que estuve al lado de la vía desbarandome, cayeron cuatro vehículos más. Señores Isnardo Mantilla y Julián Eduardo Arenas, en lugar de estar hablando estupideces (lástima el salario que les regalan y que nosotros les pagamos)visiten la zona en horas de la noche, verifiquen lo que pasa y señalicen debidamente estos elementos y la autopista en general. No esperen que se mate un Santandereano por culpa de su incompetencia y falta de sentido común. Los servidores públicos deben velar por el bienestar de la comunidad que paga los impuestos de los cuales ustedes se benefician. Las fotos del artículo no los dejan muy bien parados. Entiendo y demuestran que de esto no saben nada; pero al menos busquen en las leyes que ellas les dicen inclusive que clase de pintura se utiliza en estos casos.