Menú de categorías

| Oct 26, 2012 | Gente de Aquí, Portada

El ‘Lord’ de la poesía

Aquí Enrique aparece con una de sus amigas, Laura Rengifo, también seguidora de su blog.

Aquí Enrique aparece con una de sus amigas, Laura Rengifo, también seguidora de su blog.

Por Laura Rojas González

 

Enrique es un joven estudiante de Derecho de la Universidad Industrial de Santander, UIS, que combina las letras jurídicas con el romanticismo. A sus 20 años, y en el tercer semestre de su carrera, cuenta con más de mil seguidores en su perfil de Facebook llamado Poesía de Lord Enrique, seudónimo con el que se identifica en la lírica del amor.

“Yo empecé a escribir desde los 12 años. Mi papá me inculcó el amor por la lectura y mi mamá la parte romántica y sentimental por todo lo bonito del arte. Empecé a publicar mis poemas por redes sociales el año pasado, a petición de mis amigas que disfrutaban mucho de lo que escribo. El proyecto empezó desde agosto y hasta ahora va muy bien. La aceptación ha sido muy grata y los comentarios buenos vienen de todas partes”.

La inspiración

Este joven escritor de origen manizalita explicó que “la inspiración está en todas partes, lo que pasa es que muchas veces no nos detenemos a ver realmentelo esencial como un atardecer, el silencio, la oscuridad o una chica linda. Yo vivo enamorado de las mujeres y de ahí viene casi siempre la inspiración. Los últimos poemas que he escrito son muy intensos porque revelan experiencias que he tenido pero también ha habido otros que son mucho más reflexivos”.

Fragmento de En nombre del amor

Ya las jóvenes flores han perdido su dulce aroma Ya las golondrinas su hermoso canto nos niegan Ya el brillo de las estrellas es tan solo un pálido fulgor Ya la fantasía en silencio poco a poco se desangra Porque hemos asesinado al amor. Nos decimos te amo sin sentirlo, Nos decimos te amo con palabras muertas, sin alma Nos decimos te amo en un grito sordo, Pero realmente es el triste eco de lo que realmente es el amor.

Lord Enrique confesó que la letra puede fluir en cualquier momento del día. “Tengo hasta hojas de árboles escritas porque dando vueltas en algún parque me ha llegado una idea a la cabeza y tengo lápiz pero no papel. Escribo hasta en las clases cuando se me ocurre algo que no puedo dejar escapar. No tengo un momento del día predilecto aunque soy amante de la noche”.

Este es el logo que una amiga paisa diseñó para que firmara sus creaciones. “Siempre lo pongo al final de mis poemas”.

Este es el logo que una amiga paisa diseñó para que firmara sus creaciones. “Siempre lo pongo al final de mis poemas”.

Contrario a lo que se podría pensar de un abogado, que en teoría es un hombre de razones y argumentos, este poeta, que en ocasiones se abstrae de la realidad para dejar que sus pasiones escriban por él, considera que los dos campos a los que dedica su tiempo se complementan a la perfección. “El derecho me gusta mucho y pienso que, a pesar de que algunos profesores y compañeros me dicen que no combinan y que chocan, pueden ser un buen complemento porque las dos se basan en lo que más me gusta, la oratoria, la narrativa y la escritura”.

La idea de Enrique Andrés Mejía Gómez, que algunas veces también escribe cartas de amor por encargo de sus amigos, es publicar un libro que recopile sus creaciones. “El blog inicialmente se abrió para eso, para llamar la atención de editoriales y gente que sepa de letras, que quizás quieran apoyar mi proyecto”.

Entretanto Lord Enrique seguirá día a día plasmando sus sentimientos en los papeles que encuentre en su camino. “Seguiré haciendo locución, que también me gusta mucho, escribiendo canciones y por supuesto, poemas. Yo escribo lo que siento y siento lo que escribo, la magia está en la vida y también en la poesía”.