Menú de categorías

| Jul 7, 2012 | Portada, Tendencias

“Todos deberíamos ser más amigables con el planeta en que vivimos”

Para nadie es un secreto que los malos hábitos que tenemos con el medio ambiente generan un gran y negativo impacto en factores tan importantes como el clima, la afectación de las poblaciones y la biodiversidad.

Gente habló con María Nathalia Chaparro, docente y profesional de Gestión Ambiental de la Universidad Pontificia Bolivariana, quien explicó algunas de las actividades del día a día que generan mayores problemas a nuestro ambiente.

“Todas las actividades que nosotros realizamos a diario tienen una afectación o un impacto al medio ambiente así lo desconozcamos. Impactamos el agua, el aire, el suelo… Ejemplos muy sencillos de esto son la alimentación, la forma como nos movilizamos y nuestras viviendas. Es importante que las personas tengamos en cuenta que detrás de cada producto final hay un proceso que requiere de la inversión de recursos naturales no renovables que, en muchos de los casos, son malgastados”.

 

Separación de los residuos  

“La falta de cultura sobre la separación de los residuos es uno de los mayores errores. A pesar del problema que tenemos con El Carrasco aún no hemos empezado a tomar medidas que puedan contribuir a un mejor manejo de los desechos que no impacte tan negativamente el ambiente”.

¿Cómo hacerlo?

Una de las formas más fáciles es entender que en una bolsa debe ir el cartón o papel. En es mismo lugar podrían ir los recipientes de vidrio y plástico, que también son reciclables, siempre y cuando estén limpios y secos y no contaminen el papel. En otro recipiente o bolsa va el resto”.

¿Qué es una hoja de papel?

“El proceso de producción de una hoja de papel implica el consumo de dos litros de agua

“Al arrojar un residuo a una corriente hídrica o al suelo, no de manera individual sino pensando que es el comportamiento de la mayoría, podrían llegar a generarse inundaciones, pues, si uno se pusiera a mirar detenidamente las implicaciones, estas podrían ser las consecuencias”.

¡Pilas con las pilas!

“Las pilas o baterías tienen concentraciones de litio, cadmio y plomo que si van a parar a una corriente hídrica o en un relleno sanitario podrían afectar el suelo, el agua subterránea y por ende la biodiversidad y las personas alrededor”.

Calcule su huella ecológica

“La huella ecológica es un indicador ambiental que permite medir y evaluar el impacto sobre el planeta de una determinada forma de vida en relación a la capacidad de la naturaleza para renovar los recursos al servicio de la humanidad.

El objetivo de esta herramienta es que los seres humanos, ya sea en grupo o de manera individual, identifiquen y corrijan aquellas acciones que no contribuyen a un estilo de vida sostenible”. (Tomado de soyecolombiano.com, en esta página encontrará un enlace que le permitirá medir su huella ecológica)

De acuerdo con la experta consultada “esto no es completamente exacto, pero sí es un buen acercamiento desde la alimentación, el transporte, la vivienda, el consumo de recursos naturales”.

La carne y el medio ambiente

“El consumo de carne tiene una carga grandísima asociada al consumo de agua, la emisión de gases efecto invernadero y la ocupación de tierra. Sabemos que lo que producen las vacas genera altas concentraciones de metano, eso en términos de CO2 es devastador para los cambios climáticos.

Dato

“En Colombia ocupamos tres veces el espacio que idealmente deberíamos ocupar para la ganadería”.

Nosotros todavía no tenemos la cultura de mirar, al comprar, si los productos que adquirimos tienen un sello verde que garantiza que ha sido elaborado de una manera menos degenerativa para el ambiente.

 

Niños educados para cuidar el planeta

“Lo ideal sería que desde niños educáramos a nuestros hijos o personas cercanas a tener hábitos amigables con el medio ambiente. Que cuando vean que hay tres contenedores de basura sepan a qué corresponde cada uno y no tener que enseñar cosas que deberían conocerse desde pequeños.

 

“La gran ventaja del reciclaje es que uno puede reducir significativamente la basuras que va a parar a los rellenos sanitarios”.

“Si usted carga su portátil, tableta electrónica o celular y aun cuando termina la carga deja conectados estos aparatos seguirá consumiendo energía”.

“Los electrodomésticos que aun cuando están apagados tienen un bombillito prendido son llamados vampiros. Para evitar este consumo innecesario de energía podría recomendar usar regletas que se puedan apagar, así cuando usted no esté utilizando los aparatos puede simplemente apagar la regleta y no debe desconectarlos”.

Finalmente la experta sugirió que “es reiterativo pero las cosas más sencillas de nuestra rutina son las que ayudan mayoritariamente al planeta. Báñese en menos tiempo del que habitualmente lo hace, no deje las llaves abiertas mientras se cepilla los dientes o lava los platos. Separe los residuos sólidos. Si tiene vehículo intente llevar a más personas o movilícese en bicicleta o a pie. Sólo imprima lo que realmente sea necesario y utilice el papel por las dos caras y lo más importante de todo, comparta sus buenos hábitos con las demás personas, trate de que sus seres cercanos también se vuelvan amigos del planeta”.