Menú de categorías

| Abr 27, 2012 | Periodista del Barrio

Familia Reyes y varios vecinos defienden negocio

Los hermanos Reyes Sanabria aseguraron que jamás han tenido inconvenientes con la gente del conjunto o personas del sector.

Los hermanos Reyes Sanabria aseguraron que jamás han tenido inconvenientes con la gente del conjunto o personas del sector.

En una edición anterior de Gente de Cañaveral publicamos la queja de uno de los residentes de Altos de Cañaveral sobre la tienda del conjunto. A raíz de esto los propietarios del establecimiento se comunicaron con nosotros para dar su versión de los hechos.

“Este negocio inicialmente pertenecía a mi suegra, Nubia Sanabria de Reyes. Cuando ella falleció en 2010, Angélica María Reyes Sanabria, su hija y  sus hijos continuaron administrando el lugar. El negocio es muy tradicional en Cañaveral porque fue prácticamente el primero en el sector”, aseguró Luis Alfredo Pabón Cadena.

“Cuando nosotros empezamos a hacernos cargo del negocio lo surtimos mucho más y empezamos a hacer domicilios, que anteriormente no se hacían. Este servicio no es solamente para los residentes del conjunto, es para todas las personas que forman parte de nuestra comunidad”, explicó Francisco Javier Reyes Sanabria, hermano de Angélica y residente de Altos de Cañaveral desde hace 20 años.

Respecto de las acusaciones, los propietarios señalaron que “jamás hemos recibido quejas de la comunidad, siempre hemos tenido una muy buena relación con los habitantes del conjunto y los alrededores”.

Mercedes Serrano de Vásquez vive en Altos de Cañaveral desde hace 28 años. “Nosotros llegamos al conjunto en el mismo tiempo de Nubia y los conozco a todos desde que llegamos. Acá lo que hay es una envidia tremenda. Empezaron con Nubia y ahora la cogieron con los hijos. La atención siempre ha sido muy buena. La gente llegaba allá a comprar y terminaba era riéndose porque todos nos llevamos muy bien con ellos. Además, ellos están pagando el arriendo y están prestando un servicio a la comunidad”.

Betty Riso Saldaña, quien también es habitante de este conjunto, se pronunció sobre el tema. “Yo conozco a los hijos de la señora Nubia y la conocí también a ella. Siempre fue una señora muy amable, todos la conocían porque era la señora de la tienda y todos la queríamos mucho. Ahora sus hijos están haciendo un excelente trabajo y no sé porqué hay personas que han dicho cosas negativas, yo creo que es envidia”.