Menú de categorías

| Abr 20, 2012 | Portada, Qué pasa?

“Nosotros no matamos mascotas”

Fernanda tiene sólo 19 años y con un grupo de amigas recoge animales abandonados, en muchos casos en terribles condiciones de salud, los rehabilita y les consigue hogar.  Debido al artículo publicado en nuestra pasada edición sobre la desaparición de mascotas en el conjunto Parque San Agustín, Fernanda López, exhabitante de la finca El Olivo y gran amante de los animales, se comunicó con nosotros para dar su versión de los hechos.

 “Siento mucha tristeza porque hay gente que piensa que nosotros hemos matado animalitos. Yo personalmente también me dedico al cuidado de los animales y recojo perros enfermos de la calle. Tenemos un convenio con una veterinaria a la que llevamos los animalitos enfermos, en muchos casos casi muriendo y allá nos dan facilidades de pago y los atienden de inmediato”, aseguró Fernanda en medio de la nostalgia que le da recordar algunos de los casos más críticos que ha visto.

“Una vez recogí un perrito con la cabeza llena de gusanos, estaba casi muriendo y nadie me quería llevar a la veterinaria porque olía muy mal. Tuve que pedirle a mi papá que me llevara y allá pusieron al perrito en tratamiento. Se recuperó después de un tiempo y le conseguimos hogar. Hoy vive con una familia que lo adora y lo trata con todo el cariño y respeto que uno debe tratar a los animales”.

 

Respecto de las acusaciones Fernanda aseguró que “en la finca viven varias familias. El señor con el que intentaron hablar sí es muy serio pero eso no quiere decir que sea culpable de lo que lo acusan. Si hubieran hablado con la familia de mis tíos hubiera sido más sencillo”.

 

La culpa es de los perros

“Yo crecí en esa finca y he visto cuando han aparecido animales muertos. El problema es que en este lugar hay tres perros grandes y ellos no están acostumbrados a los demás animales, así que cuando los gatos se pasan para la finca los perros los atacan”.

 

De acuerdo con Fernanda los perros tienen aproximadamente nueve años. “Uno de ellos es un bóxer y otros dos son criollos, cruce entre bóxer y otra raza grande. No sólo han matado gaticos, también matan faras y ratas. En algún momento llegamos a pensar que había un zorro merodeando el sector”.

 

Otra hipótesis

Según explica Fernanda, a pesar de que sí es muy posible que los perros hayan sido responsables de varias muertes, también lo es que los vecinos no han hecho un buen uso del denominado ‘paseo canino’ (sector colindante entre el conjunto y la finca). “Ese lugar es parte de la finca, sin embargo, las personas sacan a sus perros a hacer sus necesidades allí, eso está bien, el problema es que algunas veces también tiraban allá sus animales muertos e incluso basura”.

 

La otra cara de la moneda

Al hablar con el señor en cuestión, quien prefirió mantener su nombre bajo reserva, aseguró que “es absurdo que piensen que acá les ponemos veneno a los animales, como usted ve no sólo tenemos perros, también tenemos cabritos, pollos y un camuro, si colocáramos comida envenenada por ahí estaríamos poniendo en riesgo a nuestros propios animales, además, usted puede verificar que cuidamos de los animales, ellos no son agresivos… Casi todos los perros que tenemos son adoptados, los hemos recogido de la calle en muy malas condiciones y les hemos dado hogar”.

 

Cuidar a su mascota es señal de afecto

“Si una persona quiere tanto a su mascota debe esterilizarla. Si un gato se va de su hogar es porque no está esterilizado. Nosotros también hemos tenido gatos y desaparecieron, cuando hubo patos también los perros los mataron”.

Las personas de la finca El Olivo manifestaron que lamentan mucho las pérdidas de los propietarios de mascotas en Parque San Agustín y por eso entienden que estén buscando una explicación a su situación.

 

Comentarios

  1. ALFONSO PRADA dice:

    los perros se parecen a sus amos…. eduquemos a los amos para que los perros tambien lo sean.