Menú de categorías

| Feb 3, 2012 | Punto de vista

Las ventas en medio del rubor y los tacones

Los psicólogos organizacionales realizamos hoy día toda una serie de pruebas, entrevistas, análisis y evaluaciones con base en diferentes modelos, teorías y demás procedimientos que nos permiten seleccionar personal comercial competente para las diferentes empresas, y todo es en vano.
A la hora de solicitar personal tan solo requieren factores externos, tales como piel sana, cabello largo y con vida, estatura mínima de 1.63, y que no se nos olvide la talla, toda vez que los uniformes ya se encuentran listos con las medidas perfectas.
De lado quedan las competencias comerciales, la agresividad, la disposición al trabajo, el servicio al cliente; los factores internos son aquellos que repercuten en la credibilidad del producto, en la imagen de la empresa y por ende en sus servicios.
Vale la pena realizar un recorrido por los centros comerciales y ver como el impulso y las ventas se adornan de colores, belleza, armonía y juventud, pero a la hora de abordar, hablar, asesorar, o fidelizar un cliente, brillan por su ausencia.

Por:  María Angélica Vega Aroca

Sicóloga, Especialista en Relaciones Laborales