Menú de categorías

| Feb 24, 2012 | Nuestra Gente, Portada

Juankita, una lucha ‘clandestina’

Este es Juankita, quien estudió en el colegio Santo Tomás hoy New Cambridge.

Este es Juankita, quien estudió en el colegio Santo Tomás hoy New Cambridge.

En las páginas de Fronteras de la Noticia, periódico en español del Columbus Dispatch de Ohio, desfilaron durante varios años las caricaturas de un colombiano que tuvo que mantenerse en el anonimato debido a problemas de seguridad.

Juankita, como se hizo conocer, salió de Bucaramanga hace más de una década y con un lápiz y un papel ha expuesto su punto de vista en torno a temas como inmigración, política, religión, entre otros.

Este ingeniero de la Universidad Autónoma de Bucaramanga y padre de familia, vive en Ohio, donde ha trabajado para varios medios periodísticos.

Desde su clandestinidad respondió a Gente de Cañaveral, donde vivió hace algún tiempo.

¿Hace cuánto se inició en la caricatura?

“Más de 16 años. Primero empecé como grafitero en postes de  universidades, pasquines y luego pasé a revistas, periódicos, webs”.

¿A qué le dedicó sus primeros trazos?

“A mi madre, de allí mi nombre JUANKITA, así me llamaba ella. Murió joven y me apoyaba en mi arte, volví a la caricatura aquí en Estados Unidos después de leer una noticia de un niño que al inscribirse en la escuela, los administradores reportaron que era ilegal, inmigración lo detuvo y lo deportó. Desde ese día empecé a luchar, criticando, satirizando el problema que viven en el exilio los inmigrantes”.

¿Qué hacía antes de irse a Estados Unidos?

“Vivía en la cuidad de los parques, la bonita, la sin tocayos, Bucaramanguita, trabajaba para don Ardila Lülle y me graduaron de ingeniero en la UNAB”.

¿Por qué se fue del país?

“Porque no soportaba el  no poder ser libre. En mi país yo soy de la generación ‘pesca milagrosa’, ‘papá sin poder ir a la finca’, ‘suegro extorsionado’, ‘amigo asesinado’, ‘hermano secuestrado’, ‘primo político ahora paraco’. No he vuelto como los miles que pidieron asilo y de ‘vaca’ vuelven llenos de regalos y sin ninguna ayudita a los desplazados que ellos suplantaron”.

¿Cómo logró vincularse con los medios de EE.UU.?

“Trabajando duro y siendo creativo. Recogí cientos de direcciones de email de editores y mandaba mis cartoons semana a semana. Me criticaban, me bloqueaban, otros contestaron y empecé a publicar sin paga, colaborando. En unas vacaciones cuando ya iba a tirar la toalla de mis caricaturas fui a un restaurante hispano en Miami, esperando la comida recogí periódicos gratuitos afuera y ¡sorpresa! mis caricaturas en la página editorial. Le pregunté al mesero y me dijo que él las había visto por meses, el editor era de los que jamás me había contestado algo; los llamé, aún estoy esperando el pago”.

¿Qué significa la caricatura en la cultura nor-teamericana?

“La consideran una  clara expresión de periodismo y de arte. Se toma con mucha responsabilidad, en las escuelas de secundaria se estudia. Los americanos se sienten orgullosos de muchas cosas pero su libertad de expresión es importantísima”.

¿Hace cuánto trabaja para un medio en ese país?

“Con el primer periódico 7 años y con el actual voy para tres”.

¿Qué valoración hacen de su trabajo?

“Es una bendición que te paguen por tu opinión y si la publican quiere decir que la valoran. Yo busco ser lo más actual, reflejar el mundo que vivimos, la cultura que heredamos. Utilizo el spanglish, y todo esto hace sentir al lector reflejado en mis caricaturas”.

¿Qué tipo de caricatura prefiere actualmente?

“Prefiero la política, la de opinión. Para mí es muy importante llevar un mensaje a la minoría racial más grande en Estados Unidos, los latinos, nosotros debemos participar y así lograr el cambio que merecemos y necesitamos. No ser más utilizados el día de elecciones y después ser olvidados”.

Siendo Estados Unidos un país con tanta libertad ¿es posible ejercer esta profesión sin restricción alguna?

“Hay total libertad, solo que esta termina en el escritorio del editor. Se hacen sugerencias de temas, no de contenido, si tu caricatura tiene un punto de opinión fuerte y refleja un claro mensaje va publicada así el editorial diga lo contrario. Me ha pasado muchas veces pero existen temas que los periódicos se autocensuran como homosexualismo, racismo y religión. Me han cortado varios con Mahoma, buenos y respetuosos.

¿Cómo reaccionan los norteamericanos cuando se ven reflejados en este tipo de mensajes?

“Tienen bastante sentido del humor, entienden muy bien la crítica, solo que aquí se hace sin injurias, sin bajezas, no se toma un Presidente y se le da todas la semanas con la tinta, se es objetivo y hay altos estándares de ética periodística. En los congresos de caricaturistas editoriales van como invitados candidatos presidenciales y políticos. Recuerdo en Sacramento, California, en la exposición al gobernador Arnold Schwarzenegger disfrutando de verse reflejado en los cartoons. Solo he tenido problemas pero con el lector latino porque he herido patriotismos y pinto verdades que no se quieren aceptar”.

¿Se puede vivir de la caricatura en Estados Unidos?

“Antes sí, ahora no. Los periódicos viven una crisis económica, son muy pocos los caricaturistas de planta, la gran mayoría son freelancers, otros están con proveedores de información pero estos toman un gran porcentaje del pago. La asociación de caricaturistas está trabajando duro para fortalecer la profesión pero el camino ha sido difícil. Ha habido casos de colegas que aun habiendo ganado el Pulitzer el mismo año han sido despedidos por recorte de nómina”.

¿Cuál será su futuro inmediato?

“Retos y retos. El periódico versión inglés será el primero en el mundo de optar por un nuevo tamaño. Quiero que mis cartoons estén allí ya que el caricaturista de planta renunció al ser investigado por plagio. Un solo ejemplo de cómo se toma el periodismo en serio. Terminar mi tercer libro Please no me manden más mi… y exponer aquí y en Colombia, especialmente en mi Bucaramanguita”.

 

Comentarios

  1. Ese es el Valor de salirse de un pais que maltrata a sus hijos por no tener “sangre azul” y radicarse en otro en donde a trocha&mocha se va
    superando y recibiendo dia a dia su premio por su constancia e inteligencia en el trabajo que sabe hacer, y que en su “tierra” no le valoraron.Asi como EL habemos muchos en todos los campos sufriendo el desprecio xenofobico de nuestros hermanos.