Menú de categorías

| Ene 20, 2012 | Nuestra Gente, Portada

De Colombia para el mundo

‘Voces’ es el taller que dicta Blanca a menores inmigrantes que viven en Canadá.

‘Voces’ es el taller que dicta Blanca a menores inmigrantes que viven en Canadá.

Desde que partió de su tierra natal a mediados de 2008 Blanca Marcela López no solo encontró en Canadá un país de oportunidades laborales sino también un espacio para transmitir su conocimiento a quienes lo necesitan.
Comunicadora social de la Universidad Pontificia Bolivariana, Blanca, de 31 años, reside hace cinco en Toronto dedicándose a la realización de audiovisuales luego de culminar la maestría en cine documental en  Ryerson University y al trabajo periodístico en el medio de televisión pública Canadian Broadcasting Corporation, CBC.
Vivir en Toronto no solo es un cambio de cultura y costumbres inmersas en un contexto distinto a lo que es Colombia. Para ella es una experiencia de constates aprendizajes que la han formado como profesional en el día a día de lo que significa ejercer el periodismo y sus aspectos éticos. Asegura que las imágenes que más le han impactado fueron sobre la misión de las tropas en Libia y la muerte del líder Gadafi que se editaron para no volverlas sensacionalistas. “Como periodista se aprende mucho sobre cómo manejar este tipo de acontecimientos sin exagerar ni ir al lado amarillista de la noticia”, explica.

Voces’ que cuentan historias

‘Voces’ es el nombre del taller de verano que instruye a menores a la producción audiovisual para que conozcan gente y perfeccionen el idioma. Este programa es financiado por la oficina de inmigración del Gobierno de Canadá (Citizenship and Immigration Canada) y la Asociación Cristiana de Jóvenes conocida por sus siglas en inglés como YMCA fundada en 1844 y que hace presencia en todos los países del mundo.

En sus ratos libres dicta talleres a niños inmigrantes provenientes de China, Irán, México, Venezuela y Filipinas a quienes enseña y orienta con este taller, graban y editan sus propias historias de vida como la de una joven afgana cuyo padre fue asesinado y se pidió asilo en Canadá. 

Gabriela, Jolie y Jennifer son algunos de los menores protagonistas de las historias que han construido con la asesoría de Blanca en cuanto a la escritura, cómo usar el trípode, la cámara y la edición de video profesional en final cut. “No se puede esperar una obra maestra al final pero lo significativo es que es un proceso de aprendizaje en el que  ellos muestran su película”, dice.

Estos talleres se llevan a cabo hace cuatro años y a él asisten niños de 13, 16 e incluso jóvenes de 22 y 23 años en jornada  intensiva de lunes a jueves de 10 a.m. a 4 p.m. por un mes, con clases de cámara, edición y luego se proyecta las películas de cada grupo en el festival de cine de Toronto. “Ha sido un experiencia bonita. Soy la instructora principal y se dan principios básicos de actuación todos los días para el producto final”, asegura.

Documental ‘Mea culpa’

La producción audiovisual ‘Mea culpa’ fue el título del proyecto de grado que finalizó en el 2010 trabajo que ella misma escribió, editó y realizó la música.
Hasta el momento ha rodado en diferentes festivales en Europa y recibió una mención en el Insight Film Festival realizado en Manchester, Inglaterra en diciembre.

La temática trata sobre un grupo de personas que decidieron salirse de la religión católica por diversos desacuerdos. En el proyecto participaron de distintas nacionalidades. “Estos testimonios construyeron la producción final que fue merecedora de una mención de honor  por incitar al diálogo abierto y analítico sobre la religión, fe y cómo las religiones monoteístas intentan dominar el pensamiento de los seres humanos y los fuertes sentimientos de culpa”,dice.

Hace cinco año se radicó en Canadá donde se desempeña como editora de televisión y con el documental ‘Mea culpa’ obtuvo un reconocimiento en Inglaterra.

Comentarios

  1. Lucy dice:

    Ahh y olvidaba decirlo: yo tambien soy orgullosamente santanderana!!!

  2. Lucy dice:

    Yo tambien vivo en Canada y puedo decir que existen muchas oportunidades buenas para nuestros compatriotas. Los colombianos que conozco viven aqui, son personas sumamente trabajadoras e inteligentes, que generan excelentes ideas y productos. Esta es la verdadera Colombia en el exterior!!!