Menú de categorías

| Nov 18, 2011 | En estas calles, Portada

Español recorre el mundo en un Citroen

Jorge Sierra asegura que “su corazón está hecho añicos y tengo un trozo en todos lados.

Jorge Sierra asegura que “su corazón está hecho añicos y tengo un trozo en todos lados.

 Jorge Sierra es un español que desde que salió de su natal Galicia en su carro ‘Naranjito’ Citroën ha recorrido 38 países, ha visitado cuatro continentes y hace unos días está de paso por Bucaramanga luego de una invitación que recibió del grupo Vespa.

Desde niño este hombre de 28 años, rastas, ojos azules y acento español sabía que su sueño era darle la vuelta al mundo. “Toda la vida me ha gustado viajar, moverme y hacer cosas diferentes. Cuando era pequeño no sabía muy bien cómo lo iba a hacer pero lo hice”.

Este estudiante de Ingeniería de Telecomunicaciones empezó su aventura hace tres años y medio, pero su idea nació cuando tenía 23, luego de leer el libro ‘Cómo dar la vuelta al mundo en un Citroën’, del cual, al terminar la última página, decidió comprar dos carros viejos del mismo modelo.

 Los viajes por el mundo

En los recorridos ya cuenta países como Turquía, Georgia, Francia, Holanda, Iraq, Irán, Pakistán, India, Camboya, Malasia, Indonesia, Australia, Nueva Zelanda,  por citar algunos de los 38 que ha conocido.

Considera que la mejor comida que ha probado

Le gusta dibujar, el cine y la música como el rock en español, el pop, flamenco, tango, salsa y la cumbia.
Le gusta dibujar, el cine y la música como el rock en español, el pop, flamenco, tango, salsa y la cumbia.

se encuentra en Tailandia e India por ser rica en especias, sabores y olores y lo más curioso que ha comido fue cucarachas fritas, gusanos de seda y fetos de pájaro.

Su aventura por Suramérica inició en Valparaíso, Tierra del Fuego, Argentina, sur de Brasil, Bolivia, Perú, Ecuador y hace dos meses Colombia donde ha visitado Ipiales, Popayán, Cali, Armenia, Medellín, Villa de Leiva y hace unos días Bucaramanga.

Cuando llega a un país desconocido lo disfruta, aprende de él, busca amigos y se guía por el instinto e inercia del viaje.

 “Mientras viajo pienso cómo subsistir”

Pero esta aventura no la hace solo ya que ha encontrado patrocinadores que creen en su sueño. Además, se ayuda con las camisetas que él mismo diseña y vende a través de Internet, así como gorras y llaveros que tienen buena acogida por los internautas, actividades que complementa con el dibujo y la grabación de documentales.

Lo que le falta

Para cumplir el proyecto le falta conocer Panamá, Nicaragua, Honduras, Salvador, Guatemala, México y Estados Unidos para luego embargar a África hasta Marruecos y culminar en España. “La posibilidad de dejar de viajar es incontemplable. Este proyecto tiene su inicio y finaliza cuando dé la vuelta al mundo”.

Su paso por la ciudad

Su paso por Bucaramanga se dio luego de que aceptara una invitación que recibió por mail. Ha recibido ayudas de establecimientos como Bar Saxo y Comics Pizza. Contempla la posibilidad de visitar el Parque Nacional del Chicamocha (Panachi), ha comido arepa, y quiere probar las hormigas culonas. “Bucaramanga es la perfecta proyección de lo que ha sido Colombia para mí. Una ciudad encantadora donde la gente es hospitalaria al recibirme con los brazos abiertos”.

‘Naranjito’

El coche tiene este nombre debido a su color y porque durante 1982 se llevó a cabo en España el mundial de fútbol, cuya mascota era ‘Naranjito’. Es un Citroën considerado clásico y según el ranking de 2009 ocupa el tercer lugar de los mejores autos de la historia. Tiene dos cilindros en bóxer, 550 a 600 centímetros cúbicos, 21 caballos de potencia y alcanza una velocidad en los viajes de Jorge de 60 y 70 K/h.

Comentarios

  1. Pepe dice:

    La noticia no es que sea un citroen sino que sea un citroen V2, un clásico francés que tiene un motor de menos de 500 cc y tienes que saber manejarlo

  2. Luis H. Pinilla P. dice:

    Del carajo ese viaje, yo he tenido muchas ganas de hacer uno igual en moto o en su defecto en un R-4.

  3. Tayrona dice:

    Felicitaciones hermano pero OJO no pase por el norte o si no lo desvalijan!