Menú de categorías

| Jun 3, 2011 | Columnistas

Sobre las dudas espirituales II

En la edición del 30 de abril Ángel Miguel Neira escribió un artículo titulado “Dudas espirituales referentes a la Biblia” y el 6 de mayo José Manuel Martínez  publicó su opinión sobre dicho artículo.

Queremos compartirles lo que hemos aprendido al respecto en la palabra de Dios.

1. Definición de Imágenes: representaciones visibles de personas o cosas. Una imagen que es objeto de adoración es un ídolo.

2. Felicitamos al señor Ángel Neira porque efectivamente Dios no aprueba el uso de imágenes en su adoración ni en el antiguo testamento, bien llamado escrituras Hebreo-arameas, ni en el nuevo testamento o Escrituras Griegas Cristianas.

Las siguientes citas así lo confirman.

Isaías 44: 9-20 “Los que se dedican a tallar estatuas de dioses no son nada por muchos que sean y esas obras a las que quieren no sirven para nada”.

Isaías 42:8 “Yo Yavé, no daré mi honor a los ídolos”.

Salmo 115: 4-8 “Sus ídolos no son más que oro y plata, una obra de la mano del hombre”.

Hechos 17:29 “…no debemos pensar que la divinidad se parezca a las creaciones del arte y de la fantasías humanas, ya sean de oro plata o piedra.”

2Corintios 6:14-16 “… ¿Podría haber armonía entre Cristo y Satanás?… ¿Qué tiene que ver el templo de Dios con los ídolos?”

Ni siquiera los apóstoles ni los ángeles se dieron importancia como para ser objeto de adoración.

Hechos 10:25,26 “Pedro lo levantó [a Cornelio que se había postrado ante él] diciendo: levántate que también yo soy un ser humano”. Puesto que Pedro no aprobó tal clase de adoración cuando estuvo presente en persona, ¿nos animaría a arrodillarnos ante una imagen de él?

Apocalipsis 19:10 Cuando el apóstol Juan se arrodilló ante un ángel para adorarlo el ángel le aclaró: “…no lo hagas, yo no soy más que un servidor como tú… solo debes adorar a Dios”

3. Aclaramos que si Dios en el pasado permitió el uso de imágenes tales como querubines, grabados de palmeras, toros, etc., estas no eran utilizadas para adorarlo sino que algunas servían de decoración, y otras como “figuras de las realidades celestiales” como menciona el apóstol Pablo en la carta a los Hebreos,  capítulo 9, pero especialmente los versículos 23 y 24.

Y el toro en la Biblia se utilizó como representación de la cualidad divina del poder de Dios.

4. Más bien, tal como Jesús enseñó en el Padre Nuestro debemos dirigir nuestra adoración y oraciones solo a Dios (Mateo 6:9-13). Y hacérselas llegar a Dios solo en el nombre de Jesucristo pues es quien cumple el singular papel de único mediador entre Dios y los hombres (1Timoteo 2:5; Juan 14:6)

5. Pedro no es la piedra angular, es Jesucristo lo dice claramente Efesios 2:20 y Mateo 21:42

6. Si alguien desea tomar un curso bíblico gratuito,  a fin de aprender o aclarar dudas, siéntase en la libertad de solicitarlo en mi correo claudiaptamayo@gmail.com.

Por: Claudia Tamayo y Andrea Roa