Menú de categorías

| Mar 11, 2011 | Nuestra Gente

Una mujer que marca la diferencia

Dora Pachón Mantilla representa todo por lo que alguna vez se luchó un 8 de marzo en el Día Internacional de la Mujer.

Dora Pachón representa todo por lo que alguna vez se luchó un 8 de marzo en el Día Internacional de la Mujer.

 

Aunque para muchas personas la celebración del Día de la Mujer se ha convertido en una fecha más comercial que conmemorativa Gente de Cañaveral quiso resaltar el trabajo de una mujer del sector que dedica su vida por los otros.

 

Dora Pachón Mantilla representa todo por lo que alguna vez se luchó un 8 de marzo en el Día Internacional de la Mujer.Durante toda su vida logró formarse como una mujer independiente, trabajadora y con un alto grado de responsabilidad por la sociedad y por los otros.

Aunque acepta que durante mucho tiempo solo pensó en la necesidad de trabajar y así poder ahorrar, hace más de seis años sintió la necesidad de servirle a los demás.

Una trabajadora incansable

Contadora pública de profesión y especialista en Administración de Empresas, Dora desarrolló su vida laboral durante 27 años en Mayorautos, antes Proveauto, aunque en sus pequeños ratos libres hacía la revisoría fiscal de otras entidades.

Aunque esto le representó no solo su satisfacción profesional y personal, así como conseguir sus propios recursos, cuando llegó el momento de pensionarse se dio cuenta de que había algo más allá de lo personal: el trabajo por el otro.

“Fui muy difícil retirarme de trabajar. Es tenaz dejar la rutina de trabajo de toda una vida, pero gracias a Dios ahora estoy muy feliz porque tengo tiempo para mi vida social y para mi voluntariado” afirma Dorita, como la llaman sus amigos.

Una vida para otros

Contadora pública de profesión y especialista en Administración de Empresas

Su tiempo lo dedica al trabajo por los demás.

Su cercanía con la Palabra, como ella misma lo asegura, le demostró esa necesidad de servir a otros.

“Un día en misa en San Pío el padre hablaba sobre las obras que debemos presentar algún día al Señor y me di cuenta que a pesar de que en muchas ocasiones uno le colabora al otro, no significa que realmente se haya dedicado a trabajar por el otro” recuerda.

Con bastante tiempo, Dora conoció a la Presidenta de las Damas Grises que pertenecen a la Cruz Roja Colombiana, y desde hace cuatro años se dedica a trabajar por los demás.

Esto la ha llenado de grandes satisfacciones, como cuando realizan jornadas de salud, ayudan en la promoción de

valores en niños o cuando deben recoger ayudas para los damnificados o en el Día de la Banderita.

“El servicio ha sido una gran satisfacción. Aunque uno encuentra de todo como la persona que le dice que quién sabe uno qué hace con el dinero, lo importante es que uno sepa para qué lo está haciendo” recuerda esta voluntaria.

Con tiempo para todo

A pesar de que esto podría llevarse muy buena parte de su tiempo, hace dos Dora participa del Club Rotario de Ruitoque donde también tiene la oportunidad de hacer obras sociales.

Desde su parroquia, a la que también ha estado muy unida, programa actividades sociales.

Alguna vez se dedicó al tenis, “pero ya por cuestiones de salud no puedo”, así que todos los días sale a caminar para no pasar sin hacer deporte.