Menú de categorías

| feb 18, 2011 | Tendencias

Sepa cómo actuar ante un escape de gas

Un olor a gas en su residencia provocó la curiosidad de una vecina del sector.

Gas

Gas

Al ir a investigar llegó a la cocina y encendió la luz del lugar para buscar mejor. No obstante, este fue un gran error pues la chispa generada por el interruptor produjo una explosión.

Por fortuna, no se trataba de un gran escape y esta residente salió con pequeñas quemaduras.

Sin embargo, la situación generó preocupación y dudas entre sus vecinos por el grado de desconocimiento sobre cómo manejar estos problemas.

Gente de Cañaveral habló con el capitán Héctor Miguel Ramón, Jefe de Operaciones de Bomberos de Bucaramanga, quien ofreció algunas recomendaciones en caso de un escape.

Ante un escape, una buena ventilación

Para el capitán Ramón lo más importante es diferenciar los tipos de gases que existen y que pueden presentar escapes: el propano y el natural.

El primero, que se encuentra en los cilindros, tiene un peso dos veces y media mayor que el aire. Por tal razón, cuando hay un escape suele ubicarse en el piso.

Aunque sucede algo similar con el natural, pues su peso es una y media vez más que el aire, su acumulación no es tan grave y es más fácil su dispersión.

“Es por esto que ante una sospecha de escape lo más importante es la ventilación del lugar, pero la ventilación natural que entra por puertas y ventanas” señaló el Capitán.

La diferencia de sus pesos hace que el gas natural sea aún más fácil de dispersar.

Lo que se debe y no se debe hacer

* Ventile con corrientes de aire natural. No conecte ningún ventilador pues el movimiento de sus aspas puede generar chispas que hagan explotar el lugar.

* Cierre toda llama abierta como vela o pilotos de la cocina.

* Si hay luces prendidas, déjelas prendidas. Si están apagadas, déjelas apagadas. Lo importante es que no se manipule el interruptor pues esto genera chispas que podrían provocar la explosión.

* No accione el interruptor del gas del que se sospecha hay una fuga.

* Ingrese descalzo a la zona de escape. Algunos zapatos tienen puntillas las cuales si se arrastran contra el piso pueden generar chispas y hacer explotar el gas.

* No arrastre ningún elemento sobre el piso que genere chispas.

* Aísle lo mayor posible la zona de escape. Hasta el timbre de un celular o el paso de un carro muy cerca (debido a que el exosto lanza chipas) puede genera la explosión.

* Lógicamente, no fume en el lugar.

“Medidas de precaución”

Aunque el gas natural es menos peligroso que el gas propano, un escape de cualquiera de estos, puede generar una tragedia.

Por tal motivo esté atento a señales y datos como los siguientes:

* La llama del gas natural debe tener un color celeste o azul. Entre más claro, mayor es la calidad del combustible.

* Cuando tiene un color amarillo, anaranjado o rojo quiere decir que tiene alguna contaminación. Lo mismo sucede cuando comienza a ahumar. Debe llamarse a la empresa de gas para que haga los arreglos necesarios.

* Sin embargo, si es una situación que pasa por un momento y después vuelve a su color normal, no debe generar preocupación.

*Si utiliza gas propano esté atento al aspecto del cilindro. Debido a su uso, a la intemperie y al material que utiliza en su fondo puede deteriorarse lo que facilita la fuga.

* Tenga en cuenta que el gas se encuentra en estado líquido y una vez sale su volumen aumenta 270 veces. Es decir, ante cualquier fuga se necesita un mayor cuidado.

Para tener en cuenta

Un escape en un cuarto solo estalla si se prende un fósforo, si se genera una chispa mediante un interruptor o si existe una temperatura mayor de 270ºC.

Aunque ninguno de estos gases en su estado natural tiene olor, se les adiciona un aroma para poder apreciar un escape. Esté pendiente de estos olores.