Menú de categorías

| Nov 13, 2010 | Gente de Aquí

Le declama al Bicentenario

Rodeado de libros y de un gran amor por la poesía. Así creció Patricio La Rotta.

Patricio La Rotta

Rodeado de libros y de un gran amor por la poesía. Así creció Patricio La Rotta.

No es de extrañar entonces que decidiera hacer del arte su profesión y su más grande afición.

Y es que tener como madre a Priscila González Prada, una mujer muy adelantada a su época, de alguna manera debía influir en su personalidad.

Ella fue la creadora de la Fundación Centro Poético Colombiano, que aún hoy funciona en Bogotá, y escribió dos libros a lo largo de vida: “Elegías bajo la luna” y ‘La hora cero’, este último de “política y contestatario”.

Por eso Patricio creció escuchando poesía “teniendo en cuenta que la mayoría de las reuniones de la fundación se hacían en mi casa”, como recuerda entre risas, pero solo cuando el amor llegó a su vida se dedicó a la poesía.

“Memoria sí tengo desde niño, pero comencé a escribir cuando conocí a mi esposa en una fiesta familiar donde quedé enamorado” afirma Patricio quien para esa época tenía 23 años y por eso lleva “apenas” 47 años escribiendo poesía.

El talento le corría por la venas pues solo le bastaron tres meses para que Gladys Díaz se convirtiera en la señora de La Rotta.

Y es que aunque su primer libro estuvo dedicado a los próceres de la independencia colombiana, después vino ‘Sentimiento a la sombra del amor’ poesías dedicadas en forma exclusiva a su esposa y donde se vive el “idilio de nuestro enamoramiento”.

Y aunque tiene otros tres libros, su más reciente trabajo se trata de un CD con 18 poesías dedicadas al tema del bicentenario y que tituló ‘Voces del Bicentenario’.

“Es un CD porque se trata de otra manera de comunicar en la actualidad. Además porque muchas personas me decían que le gustaba mi manera de declamar pues parece que no lo hago tan mal” señala este artista con una sonrisa tímida y sin el ánimo de ser pretencioso.

Y aunque todo gira alrededor de esta celebración de 200 años, Patricio en esta muestra no quiso dejar de lado temas tan importantes y actuales para el país como los falsos positivos, a los secuestros e incluso a los periodistas asesinados.

La familia y la pintura: sus otros amores

A pesar de que la poesía consume gran parte de su tiempo, Patricio también tiene gusto por otro arte: la pintura. Con este arte ha aparecido en tres libros, uno de los cuales está hecho en homenaje al maestro Fernando Botero. Sin embargo, su amor está por completo en su familia entre ellos los seis nietos que son los causantes de tanta felicidad.